¿Revistas políticas?

El mercado editorial vive, como todo el sector del papel, una importante crisis




revistas políticas


No es ningún descubrimiento esto que estamos comentando, y solo hace falta echar un vistazo a las estadísticas y a las cifras de ventas para comprobar que las publicaciones convencionales tienen cada vez más complicada su supervivencia.

Sin embargo, el mermado mercado revistero tiene una oportunidad de negocio en los pequeños nichos y en la ultraespecialización de temas que el mercado no cubre.

Revistas de excelencia

La otra pata imprescindible para seguir existiendo es la excelencia, el hacer un producto de una altísima calidad en cuanto a contenidos, y de un atractivo diseño y maquetación que haga del resultado final un producto premium.

Sin ambas premisas, cualquier producto editorial corre el riesgo de naufragar en el océano del Kiosko.

Faltan revistas políticas

Tras dejar esto claro, y sabiendo que el proceloso mar de revistas que buscan salvarse es extenso, también nos planteamos: ¿falta algún producto editorial -nuevo- que podría tener hueco en pleno 2018?

Claramente sí. Faltan revistas políticas  de análisis de calidad, de reportajes en profundidad, de entrevistas de calado…

Revistas políticas de diseño moderno y de calidad

Pero eso sí, de diseño moderno, visual, atractivo, fotográficamente solvente…

Y que además del contenido de análisis político e informativo de calidad (ojo, no por ello incomprensible para el lector general, no estamos hablando de una revista para politólogos), ofrezca una selección de lifestyle, de moda, conciertos, cultura, etc.

Con la desaparición de Tiempo y de Interviú, y años antes de Época y Tribuna, las revistas políticas han tocado suelo. Sí, es cierto que sobreviven El Siglo o Cambio16.

En este último caso, pese al profundo rediseño, la nueva maquetación, el nuevo enfoque, el proyecto no acaba de cuajar, en parte por el extraño formato que han adoptado, y por un cierto desgaste de la marca que no acaba de desvincularse de ser “La publicación de la Transición de 1978”.

Cambio de contexto en España, Europa, Latam y el mundo

Pero volviendo al tema: ¿hay hueco para una vuelta al kiosko de las revistas políticas?

La respuestas es un claro Sí, y más en un contexto sociopolítico como es el actual en el que España, de Europa, Latam, y el mundo, donde se están reconfigurando los sistemas políticos, electorales y constitucionales.

En el caso concreto de nuestro país, estamos asistiendo a un claro cambio, en un contexto de segunda transición donde falta una revista que sirva de rincón de análisis para todo lo que está por llegar en los próximos años.

Una revista que dé ganas de comprar porque esté bien escrita, esté bien hecha, bien maquetada…

Revistas políticas que hagan la labor que hicieron sus predecesoras como Cuadernos para el diálogo, o las antes citadas Tiempo o Interviú.

Editores valientes, por favor, anímense. Tendrían lectores seguros.

220918 EVA PARDO


(((ESTA COLUMNA:  “¿Revistas políticas”? TAMBIÉN PUEDES LEERLA EN NUESTRA WEB ASOCIADA REVISTASDEKIOSKO.COM))

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información pinchando en "política de cookies" más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar